La Marca Personal no es una invención del Marketing Digital o de Internet. Es lo primero que tienes que saber. De hecho, es un término tan antiguo como la propia identidad. En el momento en el que alguien decide ser de una u otra manera, está definiendo su propia manera de ser, y por tanto, cómo quiere ser visto por los demás.

Si nos vamos al mundo del Marketing, ocurre lo mismo. Con quién te relaciones, cómo te gestiones y actúes, o los trabajos que desempeñes, serán los aspectos que te definan. ¿Cuál es el problema? Que muchas veces ni nos paramos a pensar y descuidamos todo esto. Es más, llegamos a ser incoherentes con nosotros mismos. Para evitar esto, desde COMarketin hemos elaborado una lista de los 10 errores más comunes a la hora de “crear” y gestionar tu Marca Personal.

En este vídeo os mostramos la lista. Son dos minutitos, échale un ojo antes de seguir leyendo anda 🙂

Ahora voy a profundizar un poquito más en cada fallo y explicar la posible solución de cada uno.

Miedo a no saber qué contar

Somos humanos y el miedo nos puede. ¿Qué podemos hacer para convertirlo en una ventaja? Usar el miedo como una palanca para evitar estar en la zona de confort. Si no tuviésemos nunca miedo, nos aburriríamos como ostras y nunca probaríamos cosas nuevas para ver qué se siente.

Aplica este principio a tu Marca Personal. Saca todas las ideas que tengas dentro y cuéntalas, nunca sabes a quién le pueden interesar. Olvida la posibilidad de que te rechacen, porque si lo hacen, aprenderás algo nuevo. Quizás lo enfocaste de una manera errónea, o la idea no era suficientemente buena y no te habías dado cuenta. Te aseguro que hay miles de oportunidades, y los que se queden en el sofá de su casa no las van a encontrar.

No tener objetivos

El delantero de un equipo de fútbol sabe que tiene que marcar goles. El pintor sabe que tiene que acabar ese cuadro. ¿Y tú? Busca qué quieres conseguir. No empieces ciñéndote en los detalles. Intenta establecer un objetivo ciertamente ambicioso, y a partir de ahí elabora estrategias y piensa en objetivos más pequeños para lograrlo.

Así como el futbolista entrena los penaltis, o el pintor la mezcla de pinturas para conseguir el color perfecto del reflejo del sol en el mar. ¿Y qué ocurre cuando logras el objetivo? Que buscas otro. Esto es una rueda que nunca para. Cuando llegas a ser el mejor en algo no acaban las cosas, sino que tienes que seguir trabajando para que no te quiten ese puesto privilegiado.

Buscar ser el máximo absoluto

Buscar ser el mejor del mundo en un tema genérico, es muy muy complicado. Pero…¿y ser el mejor de una subcategoría? ¿Y si creas una nueva subcategoría dentro de tu rama de especialización y te conviertes en el mejor?

A esto, Andrés Pérez Ortega lo llama ser el máximo relativo. Encuentra aquello en lo que no haya sido explotado al 100% todavía, y pasa a ser el mejor en ello.

Olvidarte del blog

¿Sabes qué es lo único que es tuyo en internet? Exacto, tu página web. Las Redes Sociales, a pesar de que son muy atractivas y ocupan gran parte de nuestro tiempo, pertenecen a sus creadores. Sin embargo, tu página web te pertenece y siempre será tuya, hasta que dejes de pagar el dominio, y algún aguililla lo registre.

Que tu web sea el epicentro de tu estrategia online, y a partir de ahí, usa el resto de plataformas como herramientas complementarias que vayan a parar a ella.

Basar tu estrategia en el mundo online

Y aunque el blog sea el centro de tu estrategia online, no puedes olvidar el mundo offline. El networking, las charlas o convenciones son momentos idóneos para conocer gente. Aprenderás cómo piensan otros expertos y tendrás oportunidades de darte a conocer. Sería un error olvidarte de todo lo que las relaciones cara a cara te pueden dar.

“Ya..pero es que no sé como presentarme en un evento de estos..me da miedo..” BLA BLA BLA. Como dije antes, el miedo es bueno, y tienes que aprender a gestionarlo. Prueba a presentarte de una manera, y si no es bien acogida, cambia tu estrategia. Pero no te olvides del offline por “miedo”.

Buscar la inmediotez

Tu Marca Personal es un concepto a largo plazo, no puedes pretenderInmediotez en Marca Personal
conseguir tus objetivos de la noche a la mañana
. El trabajo continuo es la mejor herramienta para lograr lo que estas buscando.

Olvídate de la “inmediotez” y piensa que todo lo que hagas tendrá sus beneficios y repercusiones pasado un tiempo.

Tener más de una Marca Personal

Muchas veces pecarás de actuar de forma diferente en función del ámbito en el que te muevas. Pero esto puede ser un error de cara a tu identidad. La huella que quieras dejar en las personas ha de ser constante.

Así cuando hablen de ti, siempre lo harán con las mismas referencias. Y cuando necesiten a un profesional con ciertas aptitudes y actitudes, pensarán que tú eres la persona más adecuada, ya que has demostrado con el paso del tiempo que esas características son las que te definen. Aspectos muy concretos y poco difusos.

No cambiar tu Marca Personal a lo largo del tiempo

¿Has cambiado desde que eras una personilla de 15 años verdad? Pues debe ocurrir lo mismo con tu Marca. Con el paso del tiempo te irán ocurriendo cosas e irás aprendiendo diferentes aspectos. Todo ello tendrá que ir en línea con tu identidad, por lo que esta no puede ser estática.

A medida que vayas cambiando, tendrá que cambiar la manera en que quieras que te vean las personas y los profesionales de tu sector. Adáptate al cambio y evoluciona.

Olvidarte de tu Marca Personal cuando entras en una empresa

Este es de los errores más comunes. En cuanto entras en una empresa parece que te hipnotizan con un flash y te olvidas de trabajar este aspecto. ERROR. Tu identidad será la que te ayude a diferenciarte del resto de colegas de la oficina.

A la hora de conseguir un ascenso, de mostrar tus habilidades o de intentar conseguir un plus, ¿cómo crees que te valorarán? Estudiando quién eres. Y si tú mismo lo has olvidado, ¿cómo quieres que tus supervisores vean de lo que eres capaz de hacer? JAMÁS te olvides de trabajar tu marca propia una vez entres en una empresa a trabajar.

Perder tu esencia

Ni se te ocurra caer aquí. Recuerda quién eres, cómo eres, tu actitud ante la vida. Todo eso, es tu Marca Personal. Si intentas crear una personalidad paralela solo para contentar a algunos, estarás perdiendo tu esencia, tu “YO” de verdad. Y quizás a corto plazo te funcione, no te lo puedo negar, pero a largo plazo…Ahí acabarás mal.

Tu Marca Personal tiene que representarte a ti y a tus valores, SIEMPRE.

 

Recuerda siempre estos errores al crear y gestionar tu Marca Personal, y evítalos a toda costa si quieres diferenciarte de verdad. Espero que te haya gustado, y sobre todo…

¡No esperes más, sal a crear mundo con tus fotografías!

Compartir es vivirTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn21Share on Google+0Email this to someone