Si has llegado hasta aquí es porque ya sabes que significan estas siglas. El siguiente paso es conocer algunos consejos sobre cómo hacer SEO. Y te los voy a dar en este post. Peeeero antes déjame que te diga que como muchos otros, cuando empecé a interesarme por el Search Engine Optimization, creí entender qué era y para qué servía. Hasta que un crack llamado Sico de Andrés me dejó claro que no.

          La optimización de una web para conseguir posicionarse bien en buscadores, es eso, una optimización. Aquí no se trata de salir el primero en Google (hablaré casi siempre de este buscador, por comodidad) cuando la gente te busque. Sino de que cuando alguien esté haciendo una búsqueda y tenga intención de realizar una conversión, aparezca una página de tu web. Una compra, un suscripción o un comentario en un artículo. Da igual la conversión que sea siempre y cuando coincida con lo que ofreces en tu página. Por lo tanto, dejamos atrás la idea de que el SEO sirve para salir el primero en Google. Pensemos en qué buscarán las personas cuando estén más dispuestas a realizar una conversión.

Para que haya una conversión no solo bastará con aparecer bien posicionado en Google. Hay factores que también influyen. La página detrás de la URL que le aparece al usuario tiene que estar en línea con lo que él busca. No puede ser que se esté buscando “comprar galletas con trozos de chocolate” y tu URL lleve hasta una página donde se ofrecen galletas de chocolate, de limón y de naranja, sin haber rastro de las de trozos de chocolate.

Justo debajo te enseño los cuatro pilares para saber cómo hacer SEO.

Actualizaciones del algoritmo

Nada es estático en internet, y no podía ser menos en los buscadores. Cada cierto tiempo, los algoritmos por los que Google rastrea y posiciona las webs alojadas en su índice se actualizan. Cambios que dan prioridad a ciertos elementos, penalizan otros, estudian las prácticas de los usuarios para comprobar si son o no legítimas, etc. Estas actualizaciones son siempre anunciadas de manera directa o indirecta con antelación.

          Lo normal es que primero se emitan comunicados o filtraciones en las que se empiezan a recomendar ciertas prácticas. A continuación se facilitan herramientas para solucionarle el trabajo a aquellas webs que aun no hubiesen tenido en cuenta esas recomendaciones. Y por último, Google implanta una actualización en su algoritmo por el que premia a aquellos sitios web que hayan seguido sus recomendaciones. Y por el que puede llegar a penalizar a aquellos que no las hayan tenido en cuenta.

Como buen SEO, tendrás que estar siempre al tanto de estas modificaciones y no podrás permitir que afecten de manera negativa en el trabajo que estés llevando a cabo  en un cliente.

¿Cómo te puedes enterar de estas actualizaciones? No hace falta que estés pegado a Google todo el tiempo. Puedes seguir a las personas que den información fiable, así como blogs profesionales de SEO. Un ejemplo de esto es el blog de Luis M.Villanueva y su canal de youtube.

Herramientas para hacer SEO

Hay cientos de herramientas que te facilitaran la tarea, y otras tantas que son muy intuitivas para todos aquellos que estén empezando a saber cómo hacer SEO. Gratuitas y de pago, de todos los colores. Si aun no te dedicas profesionalmente a la optimización de webs en motores de búsqueda, no tienes que preocuparte. Las herramientas gratuitas que se ofrecen en internet no tienen nada que envidiar a las de pago. Aunque evidentemente no son tan potentes y tienen sus limitaciones.

Screaming Frog

Screaming Frog (ver imagen)
es ideal para empezar con la optimización de webs. La versión gratuita te muestra las primeras 500 URL que rastrea de la web que le hayas indicado. Con esta aplicación podrás ver errores de todo tipo. Desde duplicidades en etiquetas, hasta errores de páginas no encontradas, canonicals, y mucho más.

Hay un montón de plugins para Chrome que te ayudarán de manera rápida: Redirect Path te muestra errores 2xx, 3xx,4xx y 5xx. Checkmylinks enseña la posición exacta en la que se encuentra un error dentro de la página. SEOquake nos ayuda con la densidad de palabras clave dentro de nuestra web, entre otras funciones. Webdeveloper es una herramienta que nos permite deshabilitar diferentes funciones de la web para ver si esta funciona correctamente sin ellas, como javascript, las cookies o los plugins. Y como estas, cientos de herramientas más que nos ayudan a la hora de auditar a nuestros clientes. Por cierto, todas las que he nombrado aquí son gratuitas.

Para los más avanzados o que vean claramente que se quieren dedicar, o se están dedicando, al posicionamiento SEO, hay otros programas/webs como SEMrush (análisis completo del SEO de una web), la versión de pago de Screaming Frog (sin limitaciones a la hora de rastrear URL dentro de una web) o Keyword Tool (muestra todas las palabras relacionadas con una búsqueda y el número de búsquedas mensuales en los buscadores).

Como ves, no tienes escusa para empezar a practicar y aprender a cómo hacer SEO sin gastarte ni un duro.

Organización

La organización es un punto muy importante. Ten en cuenta que para optimizar una web y conseguir posicionarla con los términos clave adecuados, es necesario cuidar muchísimos factores. Tanto internos como externos. Si no llevas un orden a la hora de estudiarlos y buscar las soluciones, TE VAS A PERDER.

          Tras usar tu herramienta preferida para el análisis, te tocará detectar los problemas y soluciones. Piensa en global y actúa en local. Ten en mente todos los posibles puntos a optimizar, pero empieza por un mismo tipo de errores. Por ejemplo, comienza estudiando los errores tipos 3xx, 4xx y 5xx. Una vez tengas apuntados todos esos errores y estudiadas las posibles soluciones, muévete hacia el siguiente objetivo. Que podrían ser las URL amigables y la duplicidad de contenido en URL parecidas pero con parámetros diferentes. Tras haber hecho las URL amigables y haber establecido una arquitectura de canonicals para esas duplicidades de contenido, podrías ir a por las correcciones en titles y metadescriptions (duplicidades, frases demasiado cortas o largas, sin relación con el contenido, etc). Y así sucesivamente.

Con esto quiero decir que no te hagas la picha un lío. No vayas como un kamikaze a por todos los fallos a la vez. Optimiza paso a paso. Para hacer SEO tienes que tener calma. De lo contrario te dejarás atrás muchas posibles brechas que afecten al posicionamiento de la web.

Disfrutar del SEO

Sí, exacto. El último pilar es DISFRUTARLO. Si vas a trabajar en proyectos de optimización de webs, mi consejo es que lo hagas con gusto. Además de para ganarte un puñadito de billetes por ello claro.

          Creo que la principal diferencia entre los verdaderos cracks del SEO, y aquellos que son del montón, es la actitud. La optimización objetiva la puede hacer todo el mundo. Es el propio Google quien te indica el camino y las actualizaciones. Sin embargo, aquellos que disfrutan con todas las cosas que el SEO engloba, están más atentos a estos cambios, le dan más vueltas a la cabeza y consiguen ideas más creativas para llegar a los gustos de la gente y a los de Google. Y, lo más importante, no ven el SEO como un trabajo aburrido y monótono. Sino más bien como un continuo desafío y reto del que pueden sacar provecho.

 

Espero que te haya gustado el artículo, y aunque para posicionarte en la web no sirva de mucho, recuerda:

¡No esperes más, sal a crear mundo con tus fotografías!

Compartir es vivirTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn6Share on Google+0Email this to someone