Es innegable que vivimos en una sociedad en la que los datos nos sobrepasan y nos resulta muy complicado manejarlos.

Al mismo tiempo, las exigencias por parte de los consumidores de ser atendidos de manera personalizada van en aumento. Si unimos estas dos tendencias, nos podemos dar cuenta que necesitamos automatizar procesos para poder seguir adelante y no dejar que nos adelanten por la izquierda. Pero, ¿cómo hacer esto en el Marketing y las Ventas? La respuesta está en el Marketing Automation.

A grandes rasgos, el Marketing Automation es un software que engloba multitud de herramientas fundamentales en el proceso de compra de los consumidores. Este nuevo programa será capaz de guiarles y tratarles de manera ad-hoc para que no se sientan perdidos o desatendidos, desde que se les “toca” mediante un primer contacto hasta que la oportunidad se convierte y se obtiene el beneficio.

Con esta precaria definición ya nos podemos hacer una idea de la relevancia que puede tener para cualquier empresa que desee cuidar a sus clientes, mejorar sus ventas y aumentar el abanico de potenciales consumidores que conformen su cartera.

¿Por qué usar el Marketing Automation?

Entrando más en detalle, a continuación comentaré algunas de los motivos más importantes por los que utilizar esta herramienta. El primero la encontramos en dos términos anglosajones denominados lead nurturing y lead scoring. ¿Pero qué leches son estas palabras? El lead nurturing no es más que determinar una serie de variables indispensables para el primer contacto con un potencial cliente, como son: cómo contactar, cuándo contactar, a quién contactar, por qué contactar, qué enviar, etc. Con estas respuestas, seremos capaces de atraer al usuario hacia nosotros y ofrecerles una visión de por qué deben comprarnos a nosotros. Por otro lado, el lead scoring consigue cualificar los leads (posibles oportunidades de negocio) en base a su comportamiento y actitud hacia nosotros. De esta manera, podremos dedicar más o menos recursos para intentar retenerle con más o menos ahínco.diseno

          Otro de los principales motivos es la unificación de gran cantidad de herramientas que en muchas ocasiones no tienen cooperación directa entre ellas, generando ralentización de procesos y posibles pérdidas de ventas potenciales. Con esta cooperación, se agiliza el proceso de comunicación con los clientes a lo largo de su ciclo de compra. Algunas de las herramientas unificadas en este software son las siguientes: Email Marketing, Search Marketing, gestión de webs y landing pages, evaluaciones financieras, creación de formularios de contacto o de intención de compra y diversos análisis para evaluar el rendimiento de cada operación.

Para sustentar todas estas herramientas, el Marketing Automation también proporciona una segmentación avanzada. Con ella, seremos capaces de redirigir nuestras campañas hacia los grupos sociales más alineados con nuestros objetivos, los cuales pueden ser el aumento de las ventas, la mejora de la reputación de marca, o incluso aumentar el conocimiento de cierto producto o servicio dentro del mercado.

    En último lugar, y no por ello menos interesante, aparece la tan ansiada alineación entre diferentes departamentos. Es cierto que en numerosas ocasiones los departamentos de Marketing y de Ventas no están lo suficientemente en línea como para cerrar oportunidades importantes. Sin embargo, la posibilidad de evitar esto con el Marketing Automation sería más que valorable. Al unificar herramientas que influyen a ambos departamentos, los dos dispondrían de la misma información y podrían ir a la par para contactar con un cliente y hacer más o menos foco sobre él en función de la valoración que la herramienta hiciera de él. Así, se evitarían estar demasiado encima de un cliente que es más independiente, o tener una actitud de desidia en un cliente que necesita más trato.

La relación del Marketing Automation con el SEO y SEM

El potencial de este software es tal, que es capaz de trabajar conjuntamente con otros aspectos del Marketing Digital como son el SEM y el SEO.

          Con el Search Engine Marketing (SEM) y el Search Engine Optimization (SEO), somos capaces de enviar tráfico a nuestras webs o landing pages. Con ellos seremos capaces de aparecer en los buscadores cuando una persona realice una u otra búsqueda. Sin embargo, pueden darse varias situaciones. Si por ejemplo se busca directamente un producto o servicio que desea adquirir, estaríamos ante una fase avanzada del proceso de compra y el Marketing Automation comenzaría a trabajar con más datos, como por ejemplo, la verdadera intención de compra. Si por el contrario estamos ante búsquedas de información de productos pero no relacionadas directamente con la compra de éstos, el software deberá recopilar más información y empezar a trabajar desde una fase del proceso de compra mucho más temprana (o incluso inexistente).

De cualquier manera, si implantamos un sistema de Marketing Automation en nuestra empresa, debemos prestar atención tanto al SEM como al SEO, puesto que ambos pueden ahorrarle trabajo al software e incluso proporcionarle datos e información que de otra manera no obtendría.

Con todo, nos tenemos que dar cuenta que a medida que la tecnología avanza, lo hacen las herramientas, y tenemos que ser capaces de adaptar y crear una relación entre todas ellas para poder procesar la ingente cantidad de datos existentes, convertirlos en información de valor, y posteriormente conseguir convertir las oportunidades en ventas.

 

¡No esperes más, sal a crear mundo con tus fotografías!

Compartir es vivirTweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Email this to someone